Francisco Mora, ilustre neurocientífico español dice que no se aprende lo que no se ama. Nuestros chicos deben de amar mucho el rugby porque están aprendiendo el juego a pasos acelerados.

El ser humano tiene tres cerebros en uno, lo que llaman los entendidos el cerebro triuno. El más antiguo o reptiliano es el que asegura la supervivencia, el de la lucha o la huida, respirar y reproducirse, el segundo que cubre al primero es el límbico (emocional) y el tercero, ese que vemos en las fotos, si ese de las circunvoluciones en forma de chorizo revenido, ese asquito que más parece fritura para barbacoa que lo que es, el centro de la planificación y aprendizaje, lo llaman neocortex. Pues bien solo he entendido lo del cerebro triuno viendo a nuestros chicos. Os acordáis el año pasado, jugaban solo desde el cerebro reptiliano, exclusivamente para  sobrevivir, o lo que es lo mismo para que no nos metieran los contrarios más de 100 puntos por partido. Al principio de este año, empezaron a sentirse a gusto, a encontrar placer en los vaivenes y trompicones y el sistema emocional tomó el mando y es en los últimos cinco partidos cuando están utilizado el neocortex a saco (o sea, se han puesto a pensar). Se pasan esa cosa puntiaguda una barbaridad, son solidarios, se hacen apoyos, no se hacen reproches y luchan hasta la extenuación en ayuda de los compañeros; es como si pensaran que lo importante no es ganar o perder sino que sus compis piensen que les tienen en el campo para lo que haga falta, para llorar o reír, para sufrir o disfrutar, pero que siempre se van a tener unos a otros.

Hoy se me han puesto los pelos como escarpias, tanta solidaridad, destreza e inteligencia son valores de la excelencia; mira que si nuestros hijos e hijas se convierten en personas excelentes y no llegan ni tan siquiera a salir en Sálvame de Luxe y solo les da para alcanzar la felicidad en la vida. No puedo con esto.

El partido ha seguido por los derroteros de siempre, hemos tenido que dejar dos jugadores al equipo contrario(Liceo Frances), que pactar las melés y la hinchada alcorconera ha gritado y animado más que la del equipo rival (también es verdad que no he visto a ningún hincha del equipo rival y eso que jugábamos en su campo). Esto de tener más hinchada que la del equipo local y de que los jugadores cedidos no saben si han ganado o perdido no puede ser sano. Vamos a tener que ir pidiendo daños y perjuicios.

El resultado ha sido 24 a 45 a nuestro favor. Un sueño. Hablando se sueño me voy a echar la siesta.

Texto: Tomas Soria

Fotos: Varios padres

<!–FBGallery2 1174575015974584 –><!–/FBGallery2–>


From URO Sub16 vs Liceo Frances Blanco (2016-2017/2ªFase/7Jor). Posted by URO Rugby Alcorcón on 3/19/2017 (110 items)

Generated by Facebook Photo Fetcher 2