“En el rugby hay un sitio para todos”