Raquel Tercero madre de tres peques enganchados al oval y rugbier. Una familia ligada al rugby. “Aquí juegan todos”

 

Siempre decimos que el rugby es un deporte de valores. Es cierto. Pero también solemos verbalizar que el rugby es un deporte para todas las edades y donde todos tenemos sitio. Esta bien decirlo pero es mejor mostrarlo. Por eso nos hemos querido colar en alguna casa y con alguna familia unida a la familia del Alcorcón y ligada al oval. Nuestros padres y madres son el verdadero corazón e impulso del Rugby Alcorcón. Por eso, antes de nada, nos toca agradecer y felicitar a todas las familias del Rugby Alcorcón porque ellas hacen y movilizan al Club.

“Aquí juegan todos”

Raquel Tercero es la primera madre que nos ha abierto las puertas de su casa. Ella es madre de tres hijos, Samuel de 7 años y sub 8; y dos mellizos, Elsa y Alejandro que están en prerugby. Tercero la pedrada del rugby le viene desde pequeñita “Siempre me ha gustado gracias a mi padre. Yo soy del ´75 y con mi padre veía el deporte. Él había vivido en Francia y le gustaba el rugby y veíamos el 5 Naciones juntos. Un día en las Fiestas de Alcorcón conocí al Rugby Alcorcón. Me acerque…. Y animé a Samuel. El tendría 3 añitos o así.” Un nombre propio le viene a Raquel a la cabeza “Llegamos tarde a la prueba de Samuel con Marina. Ella fue un encanto y desde entonces no quiere cambiar”.

Empoderamiento

Entre risas recuerda que “Samuel es de Noviembre y era muy pequeño en comparación con los compañeros”. Lo primero que nos dijo Koldo fue “Aquí juegan todos. Eso a su padre le encantó. El peque iba a aprender desde lo más básico sin necesidad de aptitudes o tamaño o lo que sea”.

Para Raquel el rugby le ha aportado a Samuel “Mucha confianza. Él de tamaño siempre es el pequeño de la clase. El oval le ha dado confianza. Le ha hecho pensar. Ya que al ser más pequeño necesita habilidad para saber que puede hacer en el campo y en la vida. Le ha aportado velocidad de pensamiento y habilidad psicomotriz. Agacharse, levantarse, un contrapié… No puede chocar pero puede hacer muchas otras cosas”. Un deporte que empodera a todos “Samuel se siente más grande. Cuando le dicen algunos que en el rugby solo juegan los grandes el dice que no que juegan todos”.

Un deporte de equipo que a Samuel le da “amigos y tolerancia. Aquí todos van juntos y se necesitan todos. La unidad y el esfuerzo de todos es lo que hace al equipo mejorar”.

Una segunda vida

Una familia de rugby. Este deporte no solo le ha aportado cosas a Samuel o a los mellizos. También a Raquel y a la familia en general “Yo soy madre de tres hijos. Gracias al rugby he salido y  he conocido gente. El año pasado Marina me animó a probar y empecé a jugar. Entrenaba y me saque una ficha. Era una más y podía hacerlo. Tengo 43 años y puedo. Jugué hasta que me lesioné (risas) Me rompí el meñique. Lo mejor era la sensación de poder seguir haciendo cosas. Ahora juego con los padres y madres y con Carlos nuestro entrenador. ¡Después hacemos el tercer tiempo también!” Para Raquel el equipo es “Salir, relacionarme, divertirme y también en parte empoderarme”.

Además Tercero hacía una interesante lectura “Samuel me veía jugar… y era como un elemento más de unión y de relación entre madre e hijo. Era una admiración que no tenía precio para mi como madre. El rugby me ha dado muchísimo. Una segunda vida”.

Samuel al ser Sub 8 todavía no tiene una posición definida pero está entre ala y medio melé… Es el orgullo del abuelo cada vez que le ve en fotos o vídeos “cuando viene la familia de Francia no deja de decir que sus nietos juegan al rugby”

Este verano el hermano mayor enseñaba a placar a Elsa y Alejandro, sus hermanos pequeños. Un deporte inclusivo y que une a esta familia alcorconera.

#RugbyLife

La actualidad del Rugby Alcorcón en rugbyalcorcon.com