Comienzo de Liga soñado por el primer equipo