Derrota dulce del URO Rugby Alcorcón B ante CR Alcalá B

Primer partido y primera derrota del segundo equipo tigre el pasado domingo por 24-32 en un partido que pudo caer de cara de ambas escuadras con un gran despliegue físico local.
Después de la experiencia del primer equipo alfarero en la tarde del sábado y el elevado número de bajas en el plantel alfarero, pocos eran quienes apostaban el gran partido realizado por los pupilos de Koldo Medina ante el equipo complutense. Y más aún después de recibir el primer ensayo en contra sin haber llegado a los diez minutos de juego. Esa primera herida armó de coraje a los nuestros que se emplearon en placaje y en defensa al más puro estilo numantino. Les robaron la posesión y eran los tigres quien marcaban el tempo del choque en función a las oportunidades que dejaba el rival. Se remontó el marcador. Primero con el ensayo de Albacete, en el minuto veinticuatro, y segundo por parte de Under tres minutos después. Las dos conversiones de Gorka, excelso en el pateo durante todo el partido, dejaban un marcador parcial de 14-7. Alcalá no tiró la toalla y frenó el auge alfarero empatando el choque pocos minutos después, e incluso dando la vuelta al mismo justo antes del final del primer tiempo, cerrado en 14-19.
La segunda parte fueron cuarenta minutos de buen rugby, raza y corazón. Como demuestra el pedazo de ensayo de MBC, con patada a seguir incluida, que levantó al concurrido público que en buen número gastó la mañana del domingo en apoyar a los suyos. Con un Gorka pletórico, se daba de nuevo la vuelta al marcador para dejarlo en 21-19 y aumentarlo de nuevo a base de patada hasta el 24-19. Alcalá tomó por entonces las riendas del partido y pudo de nuevo darle la vuelta con dos ensayos y un puntapié de castigo centrado a palos llegando a sumar el que sería ya definitivo 24-32. A falta de pocos minutos, un golpe de castigo muy cerca a marca debió de jugarse a palos en pos de obtener el punto de bonus defensivo. De convertir el pateo, algo que con la gran mañana de Gorka, era de relativa facilidad, los tigres recuperaban la posesión de la pelota quedándose a tiro de un ensayo que hubiera supuesto el empate o la victoria, pero en cualquier caso, el punto de bonus ofensivo que te dan los cuatro ensayos a favor. Las prisas y la ansiedad hicieron que los locales jugaran a touch buscando ese mismo ensayo de una manera directa y olvidando las ventajas de lo anteriormente citado. El partido acabó con una sonrisa en la cara, algo que pocas horas antes no fue así en El Valle de las Cañas de Pozuelo.
Buenas, muy buenas diría yo, las sensaciones del B alfarero que jugó con mucha raza y sólo la falta de oficio les privó de meterse de lleno en el partido ante un Alcalá que acabó el mismo con dos jugadores menos.
La derrota coloca a los de Koldo octavos en la tabla y ya piensan en su primer desplazamiento liguero que será la semana que viene a Vallecas.
2017-10-03T19:43:47+00:00

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.