El URO Rugby acaricia la salvación tras ganar a CAU Metropolitano B

El URO Rugby Alcorcón se quedó a las puertas de salir de la zona de descenso del Grupo Permanencia de la Segunda División después de ganar su partido correspondiente a la séptima jornada de esta segunda fase ante CAU Metropolitano B por 39-22. El cuarto ensayo de CAU le otorga el punto de bonus ofensivo suficiente para seguir manteniendo la cuarta posición en la tabla.

Frio y viento la pasada mañana de domingo en la URJC y corazones calientes para afrontar el que era uno de los partidos más importantes de lo que va de temporada para el URO Rugby Alcorcón. Los antecedentes eran muy halagueños. De los últimos 20 puntos se habían cosechado 14, por lo que el duelo vital por la salvación ante CAU llegaba en el mejor momento posible. El partido estaba claro que tenía dos vertientes: o se tomaba las riendas del mismo, ejecutando un juego dinámico de construcción, o se les permitía a CAU que ejecutaran el suyo y acabaran llevando a los tigres a su camino. Cierto es que hubo de las dos, hubo momentos muy brillantes de los de Gus Díaz y situaciones en que los alfareros se disipaban y dejaban a CAU picar en marca local.

CAU venía con intenciones de sumar en todas y cada una de las jugadas donde los alcorconeros le dejaran. Prueba de ello fue que a los dos minutos, y en la primera jugada visitante, probaran a palos con la suerte que el viento echara una mano a los tigres y el oval no entrara en la hache. Esa primera “caraja” hacía ver que no se podía regalar golpes de castigo porque podrían costar demasiados puntos para los alfareros. El partido seguía jugándose en los rucks. Tras uno de ellos, Jumbo encontró el intervalo y avanzó lo suficiente para dejar a Tofu franco para ensayar, arriesgando éste la marca al buscar el bajo palos aunque con fortuna. Billy transformaba y ya estaban los primeros siete puntos en el tanteo tigre.

CAU no cejó en su empeño de jugar por delantera. Bien en los mauls y en la percusión de su primera linea en busca de metros. A los diez minutos, Ernesto López ensayaba, aunque con transformación errada, que dejaba el 7-5 a favor de los locales. Los blanquivioletas tomaron las riendas en esos minutos de juego y siguió asediando la veintidós tigre. Fases y fases de delantera que acabaron en excesivas infracciones de los locales, derivando estas en ensayo de castigo a favor de CAU tras un último placaje alto local. Aquí, y bajo palos, si acertó Bernardo Salazar sumando un inquietante 7-12 en el tanteo parcial.

Desde ese momento volvió la calma al partido y se retomo el liderazgo del mismo. Por la banda izquierda se volcaba el juego para que MBC pudiera entrar por el ala. El balón empezaba a llegar a los costados, y fue en una de ellas, cuando el bueno de Miguel pusiera las tablas en el marcador. Antes de que acabara el primer acto apareció el primero de los dos ensayos que anotó Santi en la mañana del domingo. Grandísimo partido del centro y genial coordinación con su medio de apertura en la búsqueda del intervalo visitante. El partido se quedaba 17-12, a un ensayo del bonus, y con el juego de nuevo de la mano de los locales.

La segunda parte fue menos dinámica, más atenazada y con más nervios por parte de todos. El URO necesitaba de ese cuarto ensayo, distanciar definitivamente a CAU y arrancar el bonus ofensivo. Empezó por lo segundo, con catorce hombres CAU tras el Sin Bin a su dorsal número 8 por juego sucio, Billy anotaba un puntapié de castigo que sacaba a los tigres de la diferencia de ensayo con el 20-12. El partido se ponía de cara y faltaba la guinda que puso Richie tras una inteligentísima salida tras golpe de castigo. Ya estaba el bonus en el zurrón alfarero y quedaba un mundo por delante para guardar la ropa y dejar a CAU con cero en su cosecha de Parque Oeste. Muchos e interminables minutos donde de nuevo costaba horrores defender a la delantera blanquivioleta, que a base de tesón, consiguió dos ensayos más que le otorgan ese punto de bonus “milagroso” que le mantiene fuera de la quema. Entre medias, Santi había ensayado de nuevo de forma imponente por el centro, y Factorial había sido mandado al banquillo por juego sucio en veintidós propia. El 32-24 dejaba con opciones todavía a CAU, pero esta murió en el postrímero ensayo de Clavijo que sumó el definitivo 39-24 al término del encuentro.

Buen partido, muy positivo en términos numéricos, pero con el mal sabor de boca de haber entregado un punto de bonus a un rival directo por la salvación. Tercer partido ganado consecutivamente y catorce de los quince últimos puntos en juego. Estos números dejan una lectura muy alentadora de cara a los últimos cuatro partidos que quedan en juego donde tres de ellos serán en el pasto de la URJC ante la afición local. La próxima jornada será en casa del nuevo, y sorprendente, líder de la clasificación. El CAR sacó tajada de su victoria y de la derrota de Torrejón que le coloca tercero en la tabla compactando mucho la zona de arriba, situación que al Rugby Alcorcón le aporta más opciones de salvación. Por abajo, Soto se aleja del sueño del ascenso y Majadahonda B, muy a su pesar, cederá su plaza en la Segunda A a final de año.

Texto: @guspuente11

Fotos:Carmen Mangas

2017-05-07T16:23:49+00:00

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.