El URO Rugby Alcorcón arranca la liga con derrota ante Olímpico de Pozuelo B

El URO Rugby Alcorcón A comenzó el curso 2017-2018 sumando su primera derrota (75-17) ante Club Olímpico de Pozuelo B. Un partido dominado por el “oli” de principio a fin a pesar de la mejoría visitante durante el segundo acto del mismo.
Se dio el pistoletazo de salida a la temporada y primer obstáculo no salvado por los pupilos de Gus Díaz en el mediodía del sábado. Un resultado mucho más abultado del que se vio en el campo ante un equipo pozueleño que sacó oro de la falta de placaje tigre. Los alfareros se presentaban el pasto de artificio del municipio de Alarcón con catorce bajas importantes y un alto número de titulares entre ellas. Bajas que dejaban ver que la línea del URO quedaba tocada de muerte y de lo importante de tener una plantilla más que holgada en un deporte no remunerado donde se está a merced de lesiones, compromisos laborales o “fortunios” de última hora como la paternidad de Factorial (enhorabuena de nuevo).
Olímpico se citó con un plantel “obscenamente” joven, rápido y con la suficiente picaresca para hacer orilla en cada intento de llegada a tierra. El primer tiempo fue un monólogo celeste con seis ensayos locales por cero de los amarillos. En los primeros diez minutos dos fueron las conquistas. La primera en el primer minuto del encuentro. El partido bajó un pistón y el URO intentaba hacerse con la posesión del oval. Por cada jugada que los tigres intentaban llegar a base de esfuerzo, Olímpico robaba y armaba contraataques fulminantes que acaban con los quince de Díaz bebiendo agua bajo sus palos. La ineficacia en placaje hacía que cada balón que llegaba a manos locales acabara en puntos. Las fases estáticas se defendían con entrega, con oficio y se ganaban, pero de poco servían si a cada balón perdido se les habilitaba una pista de aterrizaje que acababa en veintidós propia. El primer tiempo se finiquitó en un holgado 34-0.
La segunda parte cambió a pesar que la línea argumental seguía siendo básicamente la misma. El URO se defendía e intentaba golpear pero las contras eran letales por parte de los pozueleños. Sirva de ejemplo el séptimo ensayo, que nació de un robo a cinco metros de anotar los tigres y que murió, de nuevo, en marca propia después de una carrera de palo a palo. Se tuvo que esperar a que anotaran el octavo local para inaugurar el tanteo visitante después de una gran ruptura en veintidós por parte de Richie. Es cuando llegaron los mejores momentos de los visitantes en juego, a pesar del bajón físico de los últimos minutos, algo que por parte local pasaba totalmente inadvertido. Intercambio de golpes y de ensayos, con dos más visitantes por parte de Kollmer y UFO. Ellos elevaron su tanteo hasta los 75 puntos para dejar el definitivo 75-17 en el marcador.
Un balance positivo aunque reaiista por parte de la Dirección Técnica del pasado sábado. Muchas bajas, buen trabajo en las fases de conquista pero un debe en el juego que es el placaje. Se trabaja semanalmente con acierto todo lo relativo al set piece pero hay que darle de nuevo un repaso a las lecciones ya aprendidas en el pasado en lo relativo al juego abierto y sobretodo al “instinto placador” que también causó baja en la tarde del sábado.
Esta derrota deja penúltimo al URO Rugby Alcorcón en la tabla clasificatoria de la Segunda División A del rugby madrileño. La fortuna hace que la sea la próxima semana quien se juege el dudoso honor de ostentar el farolillo rojo de la tabla, ya que se enfrentan al último clasificado de la tabla, el TR2 Torrejón RC, quién será el primer equipo en visitar la URJC este curso recién inaugurado.
2017-10-03T19:24:52+00:00

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.