El Uro Rugby Alcorcón segundo tras su victoria ante TR2 Torrejón RC

El URO Rugby Alcorcón sube hasta la segunda posición de la tabla en el Grupo Permanencia de la Segunda División Madrileña tras su victoria el pasado domingo en Torrejón por 19-26 ante el quince local. El empate en casa de San Isidro–Fuencarral ante el XV de Hortaleza Rojo, le permite auparse en la clasificación tres puestos y abrir una brecha de cuatro puntos con la línea de descenso de categoría.

En un campo totalmente embarrado y con elevado riesgo de lesiones, el equipo tigre sacó unos más que merecidos, y necesarios, cinco puntos que le hacen rozar la salvación, tal y como aconteció en la temporada pasada. Un partido con muchas alternativas donde los tigres sufrieron hasta el último minuto del encuentro.

El choque arrancaba muy de cara para los visitantes. En pocos minutos los alfareros habían posado dos veces el balón tras buenos movimientos de la línea y con transmisiones rápidas desde la bisagra a las alas. Javi -lanzándose en plancha varios metros con el oval en la mano- y Croas desde el otro costado, hacían ver que el agujero torrejonense vendría por los flancos y no por el centro. Justo en el ensayo de Croas fue cuando vino el primer traspiés del encuentro. UFO se dejaba la rodilla clavada en el barro tras un placaje y tenía que ser sustituido. El equipo perdía al director y el cambio motivaba un carrusel de movimientos internos que desestabilizó al equipo de Díaz. Capi entraba de zaguero para que Billy pasara de esa posición a la de nueve y desplazara a Sherpa a la original de UFO. No empezó bien el nuevo esquema con un Capi muy nervioso en las recepciones y con varios errores de los alas que pasaban de ser los héroes por sus ensayos a los villanos por sus errores en defensa. Los de morado y amarillo se metían de pleno en el encuentro con dos ensayos que ponían el miedo en el rostro alcorconero y el 12-14 en el luminoso.

El campo seguía haciendo de las suyas y malograba a Croas que tenía que abandonar el encuentro. Salía Pablo y todas las miradas seguían en la parte trasera de los tres cuartos que tenían que solucionar el “papelón” en defensa de un partido que se jugaba claramente al pie.  La preocupación estaba atrás, delante ya lo llevamos contando varias fechas, el equipo está sublime. Muy bien en la melé a pesar del estado del campo que no les permitía traccionar. Cuando el campo les dejaba, salía el rugir de esos ocho tigres que se llevan por delante a quien se les interponga en su camino. Eso ocurrió en el minuto treinta y cuatro cuando, de nuevo, una melé a cinco dejó a Tofu claramente en línea de ensayo para posar. Muy bien Billy en la dirección de esa melé aguantando el oval techado y los nervios de estar a escasos centímetros del éxito. Buena primera parte en general del zaguero/medio de melé muy seguro en las recepciones y en el pateo a palos. Con ese 12-21 se ponía tierra de por medio, se relajaba el nerviosismo que buena parte de la primera parte tuvo y se dio fin al primer acto.

Durante el descanso no se habló ni media de lo que con este equipo aconteció en la primera vuelta, dónde se le remontó un gran primer tiempo con más de cuarenta puntos. Se pensaba únicamente en ser seguros atrás, despejar el oval lo antes y más lejos posible y no conceder golpes de castigo. Bueno, pues lo de siempre, malos primeros minutos de reanudación donde las patadas quedaban cortas y los golpes de castigo les permitieron a los locales lanzar dos veces a palos con la suerte de que marraron ambos intentos. Torrejón dominó claramente ese primer cuarto de hora, hasta que Tofu hacía su doblete particular en una jugada de pericia que pilló desprevenidos a los locales, 12-26. Ese ensayo otorgaba el punto de bonus a los tigres y un buen trecho de confort de cara al resto de partido que fue interminable en el reloj de los visitantes y en especial el de Díaz.

La defensa del URO funcionaba, pero no las patadas que se quedaban cortas o certeras en recepción torrejonense. Sherpa no tuvo su día en el “Kicking Game” y el equipo se pasó en veintidós propia casi veinticinco minutos. Un atisbo de puntos con el golpe de castigo que Billy golpeó en el palo, es prácticamente todo el balance en ataque en el tramo final del encuentro. El Sin Bin a Albacete -equívoco, ya que fue a Tofu quien debió de expulsar el colegiado- daba alas a Torrejón que reducía el marcador a sólo un ensayo de diferencia, 19-26.

Los últimos trece minutos fueron de infarto. Espectacular el trabajo defensivo de los alfareros que defendieron su cinco haciendo desesperar el ataque local. Infarto casi consumado cuando Billy debía lanzar la pelota fuera para que el referee diera por concluido el tiempo de juego y esta cayó en manos de los contrincantes. Suerte que fue avant y el árbitro decretó el final del partido. Anécdota ésta que sirve para apreciar el alto nivel de nervio y de tensión al que llegaron el domingo en un partido que les da alas para seguir soñando con una salvación que cada vez está más cerca.

19-26, cinco puntos, segundos en la tabla, a cuatro puntos del quinto y con cuatro partidos por delante donde se retomará el papel de anfitrión. No suena mal este final de liga.

Texto:@guspuente11

2018-03-05T17:29:17+00:00

Deje su comentario