Estábamos los mayores en el lobby del viejo hotel Ramada de Loughburough, mirando el fondo de nuestras pintas de Guinness, charlando de lo acontecido del día y de mil batallitas de nuestra historia, de nuestra vida, de nuestros recuerdos. La jornada había sido muy larga y empecé a pensar en los derroteros que nos trae la vida. Siempre agridulce, pero que con días como estos, acabas recordando momentos que te arrancan una sonrisa. Quizás el peinar canas (en la barba), el pasar los 40, el haber recibido unos cuantos palos, me hagan ser más consciente de todo lo que hemos vivido aquí.

El viernes lo dedicamos al viaje, la maleta, los nervios, el perder el billete del avión, el llegar tarde a todo, el comer por el pueblo y reconocer los alrededores. Ese dulce tiempo de espera hasta que ya por fin te puedes poner los tacos y pisar césped.

La recepción por parte del equipo local el viernes fue maravillosa. Como primos lejanos que se ven cada unos cuantos años, en el que al principio no sabes de que hablar y que al final te falta tiempo para compartirlo. Inmediatamente los equipos locales y visitantes se fusionaron. Como sorpresa, los de Loughburough habían traído al capitán Sub20 de Inglaterra. Un tipo alto y fuerte con un roble, pero con una sonrisa perenne. Y unos brazos como jamones, también. Pasaron la tarde entre juegos, desarrollo de habilidades, práctica del inglés y, porque no decirlo, marcando territorio. Yo veía como en los ejercicios de contacto, siempre respetuosamente, se dejaba alguna “galleta” al del otro equipo. Por si pensaban que habíamos venido a hacer turismo. Galleta que nos devolvían, muy gustosamente. Después nos prepararon una cena al más puro estilo local en el “Club House”, sencillamente una maravilla.

El sábado fue un día interesante, por la mañana un clinic impartido por uno de los mejores entrenadores de la Federación Inglesa de Rugby. Se puede ver en las fotos como todo son caras de alegría, risas, y esfuerzo titánico. Había aprendizaje divertido, pero duro. Nuestros chicos se dejaron todas sus fuerzas en el campo. Una mañana muy fructífera tanto para ellos como para los que estábamos allí. Por la tarde nos fuimos en tren hasta el estadio de otros Tigres, los de Leicester. El ambiente prepartido es fantástico. Comimos allí, había batucada, juegos, tiendas, bebidas y un hermanamiento muy profundo. Todos los chicos iban en grupos, no se veía a nadie solo, se mezclaron mayores y pequeños. El entorno del estadio, era nuestro. Nos dispusimos en grada, con otras 22000 almas a ver el partido. Los Tigres de Leicester además se acordaron de los Tigres de Alcorcón en el videomarcador. Nos vimos el partido, disfrutando, gritando, animando como auténticos aficionados locales. Vuelta al hotel, pizza, y cama. Las fuerzas, justas.

El domingo es cuando se celebró el partido de tres tiempos de 20 minutos, donde jugaron sub16, sub17 y sub18 juntos. Lucharon como tigres, perdieron (lo de menos) pero disfrutaron. Había caras de satisfacción, apoyo del compañero, no se escuchó ni un reproche, todo eran ánimos y para adelante. Después una comida entre todos en el Club House. Los españoles aportando jamón, chorizo y queso… ¡y a Manolo Escobar y su carro!. Hermanamiento total. Los chicos terminaron juntos, cambiando teléfonos, Instagram, followers… esas cosas de esta edad. Después nos esperaba un autobús, un avión, mil retrasos y llegar a altas horas a casa. Sin energías más que para cantar una vez más a nuestro fachipolo que nos acompañó todo el viaje.

Y después de haber vivido todo esto, pienso que algún día estos chicos se encontrarán peinando canas, sentados en el lobby de un hotel, apurando una Guinness y contándose sus batallitas. Esa en la que recuerda un fin de semana en el que la comida fue maravillosa (aunque no lo fuera), en el que escucharon rugir a un estadio entero (aunque nosotros fuésemos los más ruidosos), y en el que vivieron una de sus primeras aventuras de la vida. Porque al fin y al cabo, de eso está fabricada la esencia de los recuerdos.

Texto: Alberto Ranz

Fotos: Varios Padres


“Viaje a Leicester y Loughburough con el equipo de Sub16 y Sub18”

From Tour 2019 Sub16 y Sub18. Posted by URO Rugby Alcorcón on 4/10/2019 (491 items)