Unos malos veinte minutos finales tumban al URO Rugby Alcorcón ante CAU Metropolitano B

Se acaba el año 2016, quizás el peor a título deportivo de la corta historia del Club. Un año difícil, donde el URO ha encontrado su tope de recorrido y donde difícilmente podrá mantenerlo para la temporada que viene. Un año donde se ha perdido más del 80% de los partidos pero se ha ganado mucho en términos intangibles. El partido del domingo pasado resume claramente el año que en breve abandonamos: mucha intención, falta de experiencia y muerte a escasos metros de la orilla. El partido contra CAU se perdió en el minuto cuarenta de la segunda parte, los buenos primeros dos tercios del partido no sirvieron para traerse cuatro o cinco puntos a Alcorcón de cara a la segunda fase, y queda ese partido como resumen del 2016.
11El encuentro arrancaba bien con un ensayo de MBC a los diez minutos de partido. Quince minutos más tarde, aprovechando el Sin Bin a Antonio, los locales empataban con un buen try en el flanco derecho del campo tras una buena patada al abierto. El 7-7 duró dos minutos, o lo que viene a ser una jugada. Santi por el mismo lateral hacía el 7-14 tras la conversión de Alexis. A CAU le costaba mucho entrar en veintidós tigre y la defensa estaba siendo efectiva. Aprovenchando la ventaja dada por el árbitro con la que contaban los locales, decidieron jugársela al drop poco antes del pitido final, resultando éste con éxito y dejando el 10-14 para la historia del primer acto en Orcasitas.
La segunda parte fue donde se dió al traste todo el trabajo tigre. El no haber aprovechado la frescura del juego alfarero para acabar el primer acto con cuatro o cinco ensayos, unido a malas decisiones arbitrales, como el ensayo de Albacete y los errores de “novato”, como el avant de Nahuel bajo palos, el partido hubiera tenido una continuidad en la segunda parte diferente, que de buena ley hubiera acabado en cinco puntos para los de Díaz. Todo esto sin duda no dejan de ser excusas para haber finiquitado un partido, donde con nueve puntos de ventaja y superioridad numérica en el campo, se perdió a base de falta de concentración, decisión y de un arbitraje ciertamente discutible. Esos nueve puntos se consiguieron a base de un golpe de castigo y un ensayo de Ufo en superioridad tras la amarilla a CAU. Ellos con un ensayo entre medias dejaban un parcial de 15-24. Aquí es cuando el partido debió morir en manos de los tigres. Cuando estos intentaban jugar el oval en campo contrario o abusaban de golpes de castigo o el arbitro se los concedía con excesiva ligereza. Conclusión: el balón retrocedía a campo alfarero y allí cualquier error acabaría en ensayo local. Faltaban sólo diez minutos y el equipo de Galache y Díaz estaba más pendiente de lo que pitaba el trencilla que de amarrar el tesoro que estaban a punto de traerse para la URJC. Un ensayo local y la expulsión temporal a Factorial puso los nervios de punta a falta de nada. 20-24 en una segunda parte plagada de interminables interrupciones. Unos parones innecesarios que daban el suficiente oxígeno a un CAU, con catorce en el campo por falta de plantilla, para que ese aliento le mantuviera vivo en la última jugada, de nuevo conflictiva tras un especialmente “puntilloso” retenido a Paquirrín, y remontar 25-24 dando al traste el buen trabajo de los visitantes.
111Gran trabajo de CAU, innegable, que nunca dió por acabado el partido y tuvo la fe suficiente para sacar cinco puntos que le vendrán de lujo en la segunda parte de la liga. Satisfacción por parte de la DT alfarera, con unos sesenta primeros minutos de una gran calidad para seguir soñando. “Es el momento de pensar en la segunda fase“, declaraciones de Carlos  Javier Galache al término del encuentro. Queda un partido por delante antes de terminar la primera fase pero los ojos ya están en llegar al veintidós de enero con las pilas recargadas y la conciencia clara que hay mucho trabajo por delante en esa segunda fase que puede acabar con el URO en la Segunda División B Madrileña.

La derrota de Madrid Barbarians en casa ante Industriales B pone muy interesante la última jornada de la primera vuelta. Cuatro equipos todavía se encuentran con opciones de salir de la fase por la permanencia: CAU B, tiene todas las papeletas para ser el tercero por la cola. Olímpico B, Barbarians e Industriales B se jugarán la última plaza en liza, hagan apuestas.
Mientras, el “B” cayó en su último partido casero del año (17-29) ante Torrelodones Rugby Club. El parcial 0-24 sufrido en los primeros minutos del partido se convirtió en un lastre demasiado pesado para los de Koldo Medina, que aún así, no tiraron la toalla hasta el final del encuentro. Este resultado deja definitivamente a los tigres en la novena posición de la tabla. La segunda vuelta será junto a los otros tres peores equipos de la Tercera A sumados a los de igual condición de la B.

Texto: @guspuente11

2017-05-07T16:23:53+00:00

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.